El viaje de los niños perdidos: la ruta Tánger-Madrid-París

Publicado en PAPEL, junto a Lucas de la Cal, corresponsal en Tánger, el 29 de diciembre de 2017

FOTOGRAFÍAS: TAREK ANANOU

Hakim viste unas deportivas Nike y la equipación del PSG. Se ha colocado una cinta en la cabeza a modo de bandana, un montón de cadenas de bisutería alrededor del cuello y un par de anillos de plástico en cada mano, imitando piedras preciosas. Natural de Fez (Marruecos), cuenta que antes había pasado un año en Córdoba donde le propusieron una formación de jardinero que no le entusiasmaba. Le cuesta explicar cómo llegó a París, pero entre gestos y palabras sueltas en castellano, entendemos que pasó más de 24 horas escondido en un camión. Continue reading “El viaje de los niños perdidos: la ruta Tánger-Madrid-París”

No es país para periodistas (II): El reportero solitario

(2ª parte del reportaje publicado en La Huella Digital el 3 de febrero de 2014)

La crisis y la revolución de internet han propiciado que profesiones como la de periodista freelance crezcan exponencialmente. Mientras las redacciones reducen sus equipos, algunos  deciden probar suerte trabajando desde casa o como corresponsal para seguir en el sector. Descubrimos algunos casos que nos ayudan a entender esta figura más de cerca.

“Los jóvenes que quieran hacer buen periodismo no tienen más remedio que trabajar para medios extranjeros. En España no es posible”. Esta sentencia de David Jiménez, corresponsal de El Mundo en Asia, choca. Se lo contaba a la periodista Iara M. Bua en una entrevista para la revista digital FronteraD. Las palabras de Jiménez son una lectura obligatoria para cualquier periodista e invitan a la reflexión.

A raíz de esta lectura, conocí a Iara y su blog  La Fábrica de Historias. Esta periodista gallega de 28 años se ha recorrido medio mundo intentando hacerse un hueco como freelance y periodista internacional pero, hasta el momento, no ha habido suerte. Estudió en Londres, después trabajó en Sudáfrica, Palestina y un largo etcétera hasta que el pasado año volvió a Madrid donde trabajó seis meses, como becaria, para el ABC. Cuando terminó su beca le preguntó a sus jefes si estarían interesados en que trabajara como segunda corresponsal para ellos en Francia. Le dieron el visto bueno y ella se fue a París. Durante dos semanas fue corresponsal de ABC hasta que recibió un mensaje de su jefe diciéndole que se cortaba la colaboración. Y punto.

Iara no ha sabido más del ABC, ni de su jefe, ni del porqué se acabó. Como esos novios que te dejan porWhatsApp, que los hay. No le han vuelto a coger el teléfono ni a contestar sus correos. Poco tiempo después de que ella viera esto, leíamos la noticia sobre un cambio de redactores  juniors por becarios en este periódico, comunicado de forma poco digna.

(…)

Sigue leyendo…

No es país para periodistas (I): Así se van

(Primera parte del reportaje publicado en La Huella Digital el 31 de enero de 2014)

En uno de sus peores momentos, los periodistas españoles se plantean salir del país ante unas condiciones laborales lamentables y unas perspectivas de futuro dudosas. En La Huella Digital hablamos con dos profesionales cuya situación profesional les ha obligado a plantearse el exilio como la única salida.

Ruth se ha ido a México. Se fue hace unos meses porque estaba cansada de no obtener respuesta a las decenas de e-mails que mandó durante ocho meses de paro. Ni siquiera para decirle que no. Con 38 años, Ruth Martín, periodista, trabajaba en un proyecto para Conde Nast cuando la despidieron. “El proyecto se quedó sin financiación y me echaron, de una forma muy sucia y traicionera, además”. “Durante los ocho meses que pasaron desde que me despidieron hasta que decidí irme a México, envié correos a todo el mundo y por lo que parece, en ningún lugar había sitio para mí”, afirma Ruth. “Lo que me ofrecían por hacer colaboraciones era tan ridículo que de ningún modo me permitía vivir, y la mayoría de correos que envié buscando trabajo no tuvieron oferta ni respuesta”.

Esta es la situación en la que se encuentran muchos periodistas. La experiencia, los conocimientos y las ganas no parecen ser suficientes en la industria de la información; ante la desesperación, muchos deciden marcharse al extranjero en busca de una oportunidad.

Una cuestión de números

Las cifras de emigración en España superan los 2 millones de personas, de las cuales 262.081 son españoles.  En la plataforma Así Nos Vamos plantean que estas estadísticas no están contando a todos los que se van, siendo la cifra real de españoles emigrantes 700.000.

Al margen de la discusión sobre población, las cifras son cuanto menos llamativas y vale la pena preguntar: ¿Qué pasa con los periodistas? En el Informe Anual de la Profesión Periodística conocemos más datos. Desde que comenzara la crisis en 2008 se han destruido oficialmente 6.393 puestos de trabajos de profesionales de la información y 197 medios han cerrado. Algunos de estos medios son nacionales pero otros, locales, han dejado sin información propia a muchas provincias, como Guadalajara.

Luis Palacio, director de este estudio, resaltó lo paradigmático de la cuestión periodística. Cuando el número de periodistas en paro contabilizado aumenta a 27.443, las matrículas en las carreras de Periodismo aumenta un 2,5%: solo en 2011 se licenciaron 2.659 personas en Periodismo.

Sigue leyendo

%d bloggers like this: