“’Le 1’ no se hojea, se pliega y se despliega como las alas de un pájaro”

Publicado en CTXT, el 20 de mayo de 2015.

Al salir de la dirección de Le Monde, después de 25 años trabajando en él, el periodista Éric Fottorino (Niza, 1960) trató de dar respuesta a una pregunta: ¿cómo sería el periódico perfecto en plena crisis del papel? Encontrar la respuesta llevó varios años pero el esfuerzo mereció la pena, no solo por la calidad del producto sino por su originalidad. Al contrario que el resto de periódicos, “Le 1 no se hojea, se pliega y se despliega como las alas de un pájaro”, como describe Fottorino.

La redacción de Le 1 se encuentra en una calle cercana al tumulto de Grands Boulevards, en el norte de París. Al marcar el código de la entrada y cruzar la puerta principal se ve una enorme cristalera rodeada de plantas y enredaderas al fondo del pasillo. La puerta está cerrada pero hay un joven leyendo en el sofá del hall que acude a abrir enseguida. “¿Le 1?”, “Oui, c’est Le 1”. Victor es maquetista y tiene 23 años, es el más joven de un equipo en el que, exceptuando a los fundadores, Éric Fottorino, Laurent Greilsamer, y Nathalie Thiriez, la mayor tiene 30 años. Es una oficina moderna y sencilla en la que solo hay un despacho: el de los tres fundadores. El resto es una sala abierta con un montón de estanterías cargadas de libros y ejemplares de Le 1, las mesas del equipo y un par de sofás que ocupan el centro del local. Allí tiene lugar cada semana la reunión de redacción a la que acude el equipo permanente y algunos colaboradores habituales como el editor de Gallimard y poeta Louis Chevaillier, que se encarga de proponer un poema vinculado a la cuestión que trate el número. Continue reading ““’Le 1’ no se hojea, se pliega y se despliega como las alas de un pájaro””

¿Qué ocurre en Venezuela con los medios de comunicación?

(Artículo publicado originalmente en La Huella Digital)

Tras las manifestaciones que agitan Venezuela desde hace algunas semanas, la prensa ha denunciado la censura que sufre por parte del gobierno de Nicolás Maduro. Según el SNTP, desde el 12 al 28 de febrero, 76 periodistas han sido víctimas de represión y los medios sufren una censura cada vez mayor; sin embargo, ante el denominado “apagón” informativo del país, otras voces mantienen que Venezuela se enfrenta a un ataque continuado por la prensa internacional para acabar con el gobierno de Maduro.
Desde Venezuela, Marco Ruiz, secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa (SNTP), advirtió el pasado 1 de marzo del “peligro que corren los corresponsales internacionales y periodistas extranjeros en el país ante la intención del Gobierno de silenciar a la prensa internacional como”, según asegura Ruiz, “se ha hecho con la nacional”. Ruiz también ha querido hablar del “sometimiento de los periodistas a la persecución judicial, que constituye una escalada dentro de el acorralamiento, el ataque y la vulneración del derecho al a libertad de expresión y a la información de los venezolanos”.A raíz de los testimonios de varios periodistas, agredidos o detenidos durante la cobertura de las manifestaciones, y la expulsión de los profesionales de CNN del país, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha mostrado su solidaridad con los compañeros y ha instado al Gobierno venezolano a que levante el “apagón” informativo.

Sigue leyendo…

El seguimiento del movimiento ‘Podemos’ en los medios de comunicación

(Artículo publicado en La Huella Digital el 18 de febrero de 2014)

El nuevo proyecto político ‘Podemos’, liderado por el profesor de Ciencias Políticas Pablo Iglesias, sigue recolectando firmas y apoyos ante la atenta pero silenciosa mirada de los medios de comunicación.

La difusión de los medios de comunicación es un factor clave en los logros políticos. Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, ambos profesores de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, dieron el pistoletazo de salida el pasado mes de enero al movimiento ‘Podemos’, un movimiento social de indignación que encarna la izquierda del país. En tan solo tres días consiguió reunir las 50.000 firmas para apoyar la candidatura. Después de esto, se siguen organizando grupos en distintas ciudades de España, además de colectivos de españoles en otras ciudades del mundo que se unen a través de internet y páginas de Facebook.

Sin embargo, y a pesar de la buena aceptación social, se constata un bajo seguimiento de Podemos por parte de los medios de comunicación que, frente a otras iniciativas como VOX (una escisión del PP más a la derecha), recibe menor cobertura en los espacios informativos.

Sigue leyendo